El Camino del Padre Eterno

 

TRANSFORMANDO EN LUZ Y EN VIDA DIVINAS LA MENTE Y EL CORAZON HUMANO

El Padre Dios es un Padre amoroso, cariñoso y cercano. Dios te ama desde siempre. Y al darte la vida que hoy disfrutas sobre la tierra, te entrega la oportunidad de vivir en la libertad de su infinito amor mientras caminas y aprendes . Descubre esa porción de Él, esa chispa de luz divina, que mora en tu mente y en tu corazón. Inicia el diálogo y empieza el trabajo que te llevará a vivir para siempre en luz y en vida divinas.

EL PADRE UNIVERSAL : «AMOR, BONDAD, VERDAD, BELLEZA»

EL HIJO ETERNO: «LA EXPRESION ESPIRITUAL DEL PADRE»

LA ISLA DEL PARAISO: EL HOGAR DEL PADRE Y DE LA TRINIDAD PARADISIACA

EL ESPIRITU INFINITO: «MENTE Y ACCION COSMICA Y DIVINA»

LOS ESPIRITUS RECTORES:»GUIAS DE LOS SUPERUNIVERSOS»

EL PADRE Y LA MADRE DEL UNIVERSO LOCAL: «TUS PADRES DIVINOS»

EL SER INTERNO : «LA CHISPA DE DIOS EN TU INTERIOR»

EL PADRE UNIVERSAL

El Padre Universal es infinito y eterno. Existe por siempre y desde siempre. Existe por si mismo. Nunca fue creado. Él es el Creador por excelencia. Mora en la Isla del Paraíso, su hogar infinito y eterno, inlocalizable en el tiempo y en el espacio para los seres que aún no han alzanzado la inmortalidad espiritual como los humanos de la tierra. Él es la fuente de toda luz espiritual y física. De Él se origina el amor, la bondad, la belleza, la verdad y la sabiduría. Es omnipotente, omnipresente y omnisapiente. Es la fuente de la misericordia y la ternura. El Padre Universal es el Origen de Todo lo Creado. Sus atributos son prácticamente infinitos y eternos si se trataran de presentar ante un humano, y muchos de ellos también incomprensibles aún para el más alto nivel de consciencia que un humano pudiera llegar a tener. Es el «Padre del Hijo Eterno y del Espíritu Infinito» y forma con ellos una Trinidad Indivisible: la Trinidad del Paraíso. Él es el Origen de toda personalidad, y sólo Él la puede donar. Él es el Origen de la Vida en todos sus niveles. Él es tu Padre y te ama siempre.

EL HIJO ETERNO

Como resultado de su amor infinito y eterno el Padre «se dona a si mismo» en la figura de su hijo: el Hijo Eterno, y se hace uno con él. El Hijo Eterno es Perfecto con El Padre lo Es. El Hijo Eterno es la fuente de todo lo espiritual. El Hijo Eterno es una «creación» del Padre Universal. Es uno con el Padre: desde siempre y para siempre. Es el fruto excelso de su amor. Es infinito y eterno, sin principio ni fin. Es el único camino para llegar al Padre Universal. Y el Padre y el Hijo crean una jerarquía infinita de seres espirituales y de sistemas para que los seres más simples y elementales de la creación lo puedan alcanzar: los seres humanos. «Porque no se lleha al Padre sino a traves del Hijo»

EL ESPIRITU INFINITO

Con el «nacimiento» de su Hijo Eterno el Padre se satisface a si mismo en amor y perfección creacional, y este movimiento de amor del Padre no se detiene y continúa junto con el movimiento de amor de su Hijo Eterno para dar origen al Espíritu Infinito. Es el origen de toda mente, y el origen de la mente cósmica. La mente humana es por lo tanto de origen divino, aunque es material y limitada en su expresión. El Espíritu Infinito es también llamado «el Actor Conjunto» porque es acción superuniversal que sigue los designios del Padre Universal y del Hijo Eterno. Es uno con el Hijo Eterno y con el Padre Universal. El Espíirtu Infinito es el Padre de los Espíritus Rectores de los Super-Universos y de las Madres Divinas de los Universos Locales. Al igual que los demás miembros triunos de la Trinidad siempre se encuentra en el Paraiso.

LA ISLA DEL PARAISO

La Isla del Paraiso, el hogar del Padre Universal y de la Trinidad Paradisíaca, es perfecta y única  mas allá de lo que cualquier mente, aún de alto nivel espiritual, pudiera vislumbrar o imaginar. Es eterna e infinita como El Padre lo Es. Es inlocalizable en el tiempo y en el espacio, y no puede ser alcanzada ni abordada físicamente. Tampoco es abordable a través de la meditación, de la oración o de la adoración. No se puede visualizar y no se dan visiones sobre ella a los humanos del tiempo y del espacio.

Es el destino final del humano en proceso de ascención espiritual. Se llega a ella después de un largo y continuo trabajo espiritual guiado a través de cientos de vidas en planos superiores sucesivos, y después de pasar una innumerable y prácticamente eterna serie de pruebas y escalones en el camino ascencional. Está disponible para los humanos del tiempo y del espacio que decidan vountariamente y conscientemente iniciarse y caminar en «El Camino del Padre Eterno».

EL UNIVERSO CENTRAL

Alrededor de la Isla del Paraiso y casi concomitantemente con ella, surge, por voluntad del Padre Universal y de la Trinidad del Paraiso, el Universo Central. Es el «Modelo de todos los modelos de perfección» para los siete SuperUniversos del Tiempo y del Espacio. Es un modelo creacional puro y perfecto, no es un modelo evolutivo. Los seres que la habitan son de un nivel de perfección espiritual asombroso, y un buen número de ellos estan asignados y dedicados a apoyar el programa de ascención eterno de los mortales del tiempo y del espacio. Es el destino último en el proceso de ascención antes de poder visitar la Isla del Paraiso y antes de poder encontrarse con el Padre Universal. Está compuesta por una inmensa esfera divina arquitectónica central perfecta y cientos o miles de mundos perfectos que giran a su alrededor.

LOS SUPERUNIVERSOS

El padre Universal es el creador por excelencia. Además de su hogar, la Isla del Paraiso, el Padre Universal y su Trinidad Paradisíaca crean el Universo Central. Como mundo de perfección es el modelo de los demás mundos. Pero ninguno lo iguala en majestuosidad. Alrededor del Gran Universo Central orbitan los siete SuperUniversos del Tiempo y del Espacio. Creaciones supergigantescas que albergan millones de mundos habitados en diferentes niveles de evolución espiritual. La Tierra pertenece al séptimo SuperUniverso, el último de los creados por proceso creacional-evolutivo. Proceso que dura cientos de millones de años. Ciclos formativos orquestados por una jerarquía casi infinita de seres y entidades espirituales creados para tal fin.

Cada SuperUniverso es coordinado y regido por un Espíritu Rector. Ser espiritual excelso creado por la Trinidad del Paraíso. Con atribuciones divinas y devoción total a la voluntad del Padre, cada SuperUniverso es permeado por su personalidad. Esto hace que cada una de estas Super Creaciones tenga características especiales y propias, y un toque personal divino diferente.

EL UNIVERSO LOCAL

Los universos locales hacen parte de la estructura jerárquica de los super-universos. Un universo local es una creación del tiempo y del espacio que se origina en parte por proceso evolutivo y en parte por proceso creacional. La Tierra, es un planeta que hace parte de los aproximadamente diez millones de mundos habitados de este universo local de Nebadón. El proceso creacional de un universo local está siempre a cargo, por designación del Padre Universal, de un Hijo Creador Paradisíaco, de un Miguel Creador, y de una Madre Divina, un Espíritu Materno Asociado. El Miguel Creador, de este universo local al cual pertenece la Tierra, se autodonó a este plano espacio-temporal en la forma humana de Jesús de Nazareth hace poco más de dos mil años terrestres. Jesús dejó su mensaje de luz y de amor, de ternura y de perdón, de verdad y de sanación, de libertad y de eternidad. Dejó sentadas las bases para que las mentes y los corazones humanos pudieran ser preparados para iniciar «El Camino del Padre Eterno». Los humanos no son un experimento divino pero la humanidad si se encuentra actualmente en un camino de prueba espiritual bastante difícil y único, y debería sentirse como un gran honor ser un humano habitante de este plano tan especial como la Tierra en estos días. Y con fé inamovible vislumbrar y trabajar incansablemente por la llegada de los mejores días de luz y vida que están por venir.

LOS SIETE ESPIRITUS RECTORES

La primera acción creadora del Espíritu Infinito, es dar origen a los Siete Espíritus Rectores. Estos seres perfectos son los directores y coordinadores de los Siete Super-universos. Actuando desde el Paraiso, desde sus siete esferas perfectas, cada Espíritu Rector coordina el funcionamiento del Super-universo que tiene a su cargo. Siempre siguen la Voluntad del Padre y son eternamente fieles a sus designios. Son el origen del espíritu, la mente y el intelecto para los universos del tiempo y del espacio. Son el origen de la mente cósmica de cada Super-Universo. La presencia, poder y autoridad de la influencia de cada espíritu rector es igual para cada universo y para cada criatura. Pero existe un potencial, un diferencial de recepción y manifestación individual que depende del ejercicio del libre albedrío de cada ser humano. Las decisiones, la voluntad, los deseos de cada persona hacen que la manifestación de la presencia, la fuerza y el poder espiritual sean diferentes. Corresponde a cada ser, a cada planeta y a cada sistema de mundos decidir voluntariamente acercarse o alejarse de estos grandes regalos espirituales, y poder así acceder o no acceder al «Camino del Padre Eterno», el único camino para llegar al Padre en el Paraíso.

EL PADRE Y LA MADRE DEL UNIVERSO LOCAL

Cuando el deseo creador conjunto del Padre Universal y del Hijo Eterno lo consideran necesario dan origen a Un Hijo Creador Paradisíaco. Y simultáneamente la acción creadora del Espíritu Infinito da origen a un Espíritu Creativo Materno que va a ser la compañera sempiterna del Hijo Creador Paradisíaco por voluntad del Padre. El Hijo Creador Paradisíaco y el Espíritu Creativo Materno asociado son el Padre y la Madre creadores de los universos locales. Son de origen divino, son perfectos y residen en la sede del universo local respectivo. Trabajan en conjunto siempre y permean con su espíritu creador todo el universo local al cual dan origen. Aunque se coordinan perfectamente en sus funciones, cada uno permea de manera personal a los seres humanos del tiempo y del espacio. Es así como a través del Hijo Creador Paradisíaco recibimos el Espíritu de la Verdad, una donación especial de amor, verdad y sabiduría. Y a través del Espíritu Materno Creativo recibimos los siete espíritus ministrantes de la mente, el circuito del Espíritu Santo. Ellos buscan acompañar sus hijos humanos en el camino de iluminación y ascención eterno, en «El Camino del Padre Eterno. «Porque nadie llega al Padre sino es a través del Hijo». Y esta es una verdad ineludible que solo se comprende en el plano terrestre a través de la fé.

EL SER DE LUZ INTERNO: EL MONITOR DEL PENSAMIENTO

El ser humano es un hermoso diseño divino, pero su origen es terrestre y por lo tanto es mucho más material que espiritual. El hombre y la mujer terrestres solo tienen una existencia, una sola vida, en este planeta. Y ese rango de vida es muy corto para el proceso de espiritualización. Por eso el proceso se inicia en la tierra y se continua a través de toda una «eternidad» de vidas sucesivas en otros planos superiores, en las «múltiples moradas del Padre» diseñadas para este sublime fin. Este proceso se inicia por voluntad, por ejercicio del libre albedrío del humano que al ir tomando consciencia descubre poco a poco»su voz interior» , la escucha y la tiene en cuenta para proyectar y vivir su vida. Esta voz interior es el sonido de su «chispa divina», de su «ser interno», de esa «porción de Dios» que vive en él. Y es Dios quien se dona en la mente y en el corazón humano en la forma del «monitor del pensamiento», y asi garantiza su acompañamiento y guía activa al hombre y a la mujer a través toda una «eternidad».

La Trinidad del Paraíso: Unidad Divina Eterna e Infinita, Iluminando y dando vida Siempre a Toda la Creación Universal

La Eternidad

Sin principio ni fin, y trascendiendo todas las limitaciones, las divinidades de la Trinidad Paradisíaca, actuando como un solo ser, y superando todo amor conocible y expresable, dan origen e inicio a todo el proceso creativo desde el Universo Central y los siete super universos, hasta los mundos planetarios evolutivos del tiempo y del espacio como la tierra.

En su infinito amor dan origen a toda una jerarquía de seres divinos y espirituales perfectos encargados de los diferentes procesos creacionales.

No hacen contacto directo con los seres humanos, lo hacen de manera indirecta a través de los seres espirituales comisionados por los Padres y las Madres de los Universos Locales.

La Infintud

Libres del tiempo y del espacio, sin limitaciones y extendiendo sus alcances a través de todo lo creado y todo lo que está por crear, o en proceso de creación, la Trinidad Paradisíaca ejerce su poder perfecto a través de todos sus hijos divinos incluyendo el Padre y la Madre Creadores de los mundos físicos como la tierra.

De esta manera sin necesidad de dejar su sede permanente en la Isla del Paraiso, las Divinidades de la Trinidad Paradisíaca se expresan y tienen bajo control permanente todas las creaciones originadas y autorizadas desde el Paraiso.

De esta manera iluminan y permean con su luz divina toda la creación. El Padre y la Trinidad son uno infinitamente y desde siempre.

Coeternos

Dios, el Padre Universal, es el único ser que tiene vida propia en si mismo y es a su vez el origen de toda vida y de toda personalidad, desde las más divinas y perfectas, hasta las más materiales e imperfectas como la humana.

Por su infinito amor decide donarse y es a través de la Trinidad Paradisíaca como ejerce todo su amor, su poder y su gloria.

Triunidad Indivisble, eterna e infinita, coexisten en la eternidad desde siempre y para siempre, y aunque gozan de total libre albedrío perfecto y universal, siempre actúan según la voluntad del Padre Universal y Eterno.

El Padre es el origen de toda personalidad, el Hijo es el origen de todo lo espiritual, y el Espíritu es el origen de toda mente.

LUZ Y VIDA

El Padre Universal, a través de su Trinidad del Paraiso, y de toda la jerarquía divina creacional que originan, son los creadores de toda luz y toda vida, espiritual y física, a lo «largo y ancho» de todo el Universo.

Todos los niveles de la realidad espiritual y física, a través de todos los planos creacionales son permeados por su omnipresencia y por su omnipotencia.

El amor es luz y es vida, y se origina solo del Padre y de la Trinidad Paradisíaca. Para los seres humanos del tiempo y del espacio como la Tierra, el Canal de Comunicación más directo con el Padre Universal, es a través del Hijo Creador Paradisíaco, que en el caso de la Tierra se autodonó y se autoentregó en la forma humana de Jesús de Nazareth. «Porque solo se llega al Padre a través del Hijo».

El Ser Interno: la pequeña porción de Dios que vive dentro de ti

La promesa de Dios para el humano es amor. Por amor Dios creó el Universo de Universos y todos los otros Universos y sistemas de mundos derivados de su inconmensurable proceso creativo eterno e infinito. El habitante mas pequeño, mas sencillo, dotado de personalidad, consciencia, inteligencia y una pequeña porción divina en su interior, es el hombre; es el ser humano de los mundos materiales del tiempo y del espacio. El sofisticado mecanismo electroquímico y biológico del cuerpo humano con todas sus partes, sistemas y órganos diseñados como una gran unidad funcional, es el vehículo que la mente, la consciencia, la personalidad, el alma y el espíritu humanos tienen para expresarse, aprender y recorrer el camino de la vida. Este camino sin la ayuda y la guía divina es un camino instintivo movido por el automático de consciencia inferior de la evolución natural. Dios se dona a si mismo dentro de la mente y el corazón del humano como «una pequeña chispa divina» que le permite al humano iniciar su camino espiritual, iniciar «el Camino del Padre Eterno». Esta «pequeña porción de Dios» se activa por la decisión voluntaria del ejercicio del libre albedrío humano, siendo esa acción la iniciadora de un diálogo eterno Dios-Hombre cuya profundidad y alcances dependerán de la capacidad receptiva que el humano esté dispuesto a desarrollar y sea capaz de despertar desde su interior.

TU SER DE LUZ.

LA PRESENCIA DE DIOS QUE VIVE EN TI.

«EL CAMINO DEL PADRE ETERNO»

TALLER EXPERIENCIAL PARA LA TRANSFORMACION DE TU VIDA HUMANA

El Circuito del Espíritu Santo: El Canal de Comunicación con la Madre Divina del Universo Local

LA MADRE DIVINA DEL UNIVERSO LOCAL

Cuando la voluntad del Padre Universal en coordinación con el Hijo Eterno lo deciden dan origen a un Hijo Creador Paradisíaco, y en este mismo momento el Espíritu Infinito da origen a un Espíritu Materno Creador Asociado.

Esta pareja de origen trinitario, conformada por un Hijo Creador y un Espíritu Materno, se convierte en los Padres-Madres de un Universo Local.

La Madre Divina o Espíritu Materno Creador Asociado se origina en el Espíritu Infinito. Ella se convierte en la dotación de mente para los humanos del tiempo y del espacio, y en la dotación inicial de ayuda y soporte espiritual para los hombres y mujeres planetarias.

Ella ministra y coordina el ministerio de los siete espíritus ayudantes de la mente humana. Ella es la compañera sempi-terna, por designio del Padre Universal, del Hijo Creador Paradisíaco.

Ambos de manera coordinada y sublime son los encargados de la Creación de los Universos Locales. Ambos son los Maestros Creadores Espirituales de los mundos físicos espacio-temporales como la Tierra.

Cada uno tiene funciones específicas asignadas por el Padre Universal y relacionadas con su comisión eterna e infinita de perfección divina, pero al mismo tiempo se auto-coordinan en perfección y en gracia divina permanentemente.

La madre divina tiene el poder y la misión, otorgados por la Trinidad Paradisíaca, de dar «el soplo de vida» para que se inicie la vida en el planeta.

Así, de manera secuencial, a través de milenios, adquieren la vida los vegetales, los animales y el ser humano.

Cuando el proceso evolutivo humano da la medida requerida, la asignación espiritual de la Madre Divina se hace presente.

LA DOTACION DE MENTE Y ESPIRITU PARA EL HUMANO

La Madre Divina del Universo Local es quien dota de mente al humano corriente.

La dotación de mente se da cuando las condiciones electroquímicas del vehiculo físico de la vida están listas para que se haga la integración de las diferentes funciones mentales y cerebrales.

A medida que el ser humano avanza en desarrollo físico y mental, y a medida que su libre albedrío lo va llevando a través de la toma de decisiones que lo capacitan para integrar más a su vida el aspecto espiritual, se le van entregando regalos y dones a través de los siete espíritus ayudantes de la mente.

Estos espíritus funcionan como un equipo coordinado secuencial y progresivo. El humano no es propietario de ellos, no se le regalan, no los puede ver, se le asignan para ayudarlo en grupo, no de manera individual.

Funcionan integrados con el Universo a través de un circuito de comunicación integral existente y diseñado para tal fin.

Están disponibles para todos los humanos, pero debe ganarse su ayuda por méritos de progreso real que se miden espiritualmente.

No están disponibles para visualizarse ni para dialogar con ellos de manera directa. Pero la apertura de mente y de corazón sinceros definirán la fuerza y la intensidad con la que se manifiesten en la vida de los hombres y de las mujeres.

Son una influencia espiritual real y presente. Son la manera principal como la Madre Divina hace presencia en sus hijos materiales-espirituales de los mundos del tiempo y del espacio.

La Madre Divina no se manifiesta al mundo en forma de mujer encarnada como si lo hace el Hijo Paradisíaco. Pero su influencia espiritual y su amor se derraman sobre todo hijo o hija humanos que la acepte y reconozca.

LOS SIETE ESPIRITUS DE LA MENTE

Por asignación de la Madre Divina del Universo Local y según el avance del ser humano en evolución, se le van «entregando» en servicio y en secuencia progresiva la acción de los siete espíritus de la mente:

Espíritu de la Intuición, Espíritu de la Comprensión, Espíritu de la Valentía, Espíritu del Conocimiento, Espíritu del Consejo, Espíritu de Adoración y Espíritu de la Sabiduría.

La intuición permite identificar el peligro o calificar una situación como favorable o desfavorable para la vida de manera casi automática.

La comprensión lleva a que se asocien ideas de manera casi espontánea, a que se integren conceptos que mejoran la vida y la interacción con el medio.

La valentía se presenta cuando aparece una autoconciencia de protección y a pesar de un aparente peligro se toman decisiones que llevan al ser humano uno o varios pasos más adelante.

El conocimiento se da a través de la investigación y la observación de las condiciones del medio ambiente. La experimentación y la aplicación inteligente de los resultados que permite progreso.

El consejo se recibe internamente cuando existe la apertura de mente y de corazón para aceptarlo, y cuando se empieza a pensar con conciencia de grupo y social. El ego empieza así a identificarse de manera consciente y a perder poder.

La adoración aparece cuando se acepta la presencia divina y se agradece por ella. Aparece la consciencia de la posibilidad de transformación espiritual. 

La sabiduría es experiencial y es un nivel mucho más alto que se gana a través de decisiones y acciones conscientes a través del tiempo y del espacio.

Cuando se integran estos siete niveles aparecen influencias espirituales mucho más elevadas.

LA INFLUENCIA ESPIRITUAL DEL ESPIRITU RECTOR

Uno de los Primeros Movimientos Creacionales del Espíritu Infinito, la tercera persona de la Trinidad Paradisíaca, es la Creación de los Siete Espíritus Rectores.

Estos siete magníficos seres perfectos son los coordinadores y jerarcas excelsos de los Siete Super Universos del Tiempo y del Espacio.

Cada uno permea espiritualmente y dota de mente cósmica a cada superuniverso de manera especial y personal. No actúan directamente sobre las mentes individuales de los humanos.

Sus influencias espirituales se logran a través de una jerarquía casi interminable de seres y circuitos espirituales especiales creados para tal fin.

Para los Universos Locales, como el de Nebadón al cual pertenece la Tierra, lo hacen casi todo a través de las Madres Espirituales de los Universos Locales, a través de los Espíritus Maternos Creadores Asociados, a través de las Madres Divinas.

Son ellas las encargadas iniciales de dotar de mente y de influencias espirituales a los sencillos humanos mortales de la Tierra.

La Madre Divina es realmente el modelo divino-espiritul-material para las mujeres del tiempo y del espacio.

Ellas actúan por lo general de manera más directa a través de la herencia superior de la Eva primitiva para la Tierra. El Adán y Evas como elevadores biológicos-mentales-espirituales para las razas humanas son los transmisores de esta esencia divina superior a través de una genética integral mejorada.

Debido al fracaso de la misión Adán-Eva para la Tierra esta herencia se perdió y difuminó a través de los siglos.

Pero se puede acceder espiritualmente a estos modelos divinos a través del «Camino del Padre Eterno».

El Espíritu de la Verdad: El Regalo que el Hijo Creador Paradisíaco, el Padre Divino para la Tierra, dona a todos los Humanos

LA EXPRESION DEL CANAL ESPIRITUAL DEL HIJO ETERNO

El Hijo Eterno, la segunda persona de la Trinidad Paradisíaca, es el unico canal divino para llegar al Padre Universal, para llegar al destino último al que puede aspirar un ser humano iluminado y ascendido.

Pero el Hijo Eterno solo es accesible al humano mucho después de que este logra ascender a los dominios espirituales del Hijo Creador del Universo Local.

La iluminación y ascención se da por etapas progresivas, y prácticamente eternas, las cuales inician en el plano terrestre y se continúan ordenadamente a través del programa de capacitación diseñado por el Padre Universal y el Hijo Eterno.

Jesús de Nazareth, el Cristo Miguel, el Hijo Creador Paradisíaco, al hacerse hombre abre el «El Camino del Padre Eterno» para los humanos del tiempo y del espacio que deseen seguir el Mandato del Padre Universal: «SED PERFECTOS COMO YO LO SOY».

La influencia espiritual del Padre Universal, del Padre Dios, no se da directamente a los humanos, se da a través del ministerio espiritual del Cristo Miguel, de Jesús de Nazareth. Su llegada a la tierra abrió nuevamente las esperanzas de la renovación de la luz y vida espirituales para todos los hombres y mujeres.

Su vida como hombre, como un sencillo y humilde ser humano, proyectó nuevamente la luz eterna del Dios creador sobre las mentes y los corazones de todos los seres humanos del planeta que durante siglos habían vivido en la edad oscura fruto de los efectos de la posrebelión luciferina y del fracaso de la misión Adánica.

A lucifer, ser de origen divino, poseido por un ego y un egoismo enorme, se le dió la oportunidad de arrepentirse y retornar al Camino del Padre Eterno, pero se negó. El Padre en su infinita misericordia esperó por siglos un arrepentimiento que nunca llegó, y finalmente fue confinado junto con todo su séquito oscuro por Jesús de Nazareth actuando como gobernante divino excelso de este universo local de Nebadón.

A través de Jesús, del Hijo Paradisíaco, accedemos al Hijo Eterno, y a través de este acedemos al Padre Universal, al Padre Dios Creador de Todo y de Todos.

Porque «Solo se llega al Padre a través del Hijo»

EL PADRE DIVINO DEL UNIVERSO LOCAL

Cuando la voluntad del Padre Universal en coordinación con el Hijo Eterno lo deciden dan origen a un Hijo Creador Paradisíaco, y también en este momento el Espíritu Infinito da origen a un Espíritu Materno Creador Asociado. De esta manera la Trinidad Paradisíaca da origen a los Padres-Madres de los Universos Locales.

Esta «Divinidad Dual», como compañeros sempiternos, de manera coordinada y sublime, son los encargados de Crear la Vida y Organizar los universos locales, y sus miles de sistemas de mundos asociados.

No se encargan de su inicio creativo físico. Se encargan de su evolución, de su maduración, de su desarrollo, de la aparición y creación de los seres vivos y de los seres humanos.

Esta pareja, conformada por un Hijo Creador Paradisíaco y un Espíritu Materno Creativo, trabaja siempre junta trascendiendo las cadenas del tiempo y del espacio. Podría decirse que es la única unión de pareja bendecida directamente por el Padre Universal.

Ella ministra y coordina el ministerio de los siete espíritus ayudantes de la mente humana. El coordina el otorgamiento del Espíritu de la Verdad en unión con el Padre Universal.

El Padre Divino del Universo Local, el Miguel Creador, es perfecto como lo son sus Padres Infinitos y Eternos. De origen espiritual dual, da su vez origen, entre los muchos hijos espirituales, a los Hijos Materiales: al Adán y Eva primogénitos del Universo Local.

Su personalidad perfecta de origen divino se expresa mejor a los mundos físicos y a los humanos a través de su entrega como un humilde ser encarnado en vida terrestre que es a la vez Hijo del Hombre e Hijo de Dios.

Su ministerio humano terrestre de amor, luz, verdad y vida, trasciende todos los sistemas de mundos de este universo local.

Su donación en vida, muerte y resurrección, abre las puertas, y prepara detalladamente todos los mecanismos para la ascención espiritual progresiva de todos los hombres y mujeres que por elección de su libre albedrío decidan seguir «El Camino del Padre Eterno».

Camino humano-divino donde Jesús de Nazareth, es el único y verdadero guía para los hombres y mujeres de la tierra.

LA PRESENCIA EN EL HUMANO DEL ESPIRITU DE LA VERDAD

El Cristo Miguel, Jesús de Nazareth, no murió para redimir a los hombres.

No murió para que fueran perdonados los pecados de una humanidad que desconocía la verdad divina.

No entregó su vida para salvar a un pueblo casi perdido en medio de una religiosidad excesivamente apegada a la tradición, a las costumbres y a los rituales tribales basados en el miedo y en el temor.

El Cristo Miguel, Jesús de Nazareth, murió para enseñar y mostrar a través de su muerte que el error depravado del juicio humano puede causar severos desastres espirituales en todo el planeta.

Murió para enseñar que el perdón y el amor van ligados, y se pueden dar aún en medio de los momentos más difíciles de la existencia.

Murió para enseñar que El Padre siempre ama al hombre a pesar de que este lo desprecie, lo desconozca y lo rechaze.

Murió para poder enseñar al hombre a comprender el proceso o técnica espiritual de la liberación de las cadenas materiales a través de la muerte humana.

Murió para recordar que después de la muerte sigue, para el verdadero ser sobreviviente, una vida nueva que se desarrolla en las múltiples moradas del Padre, reservadas solo para aquellos que desean llegar a Él.

El Cristo Miguel no resucitó para la gloria de una nueva religión cristiana. No resucitó para que hicieran una religión al rededor del hecho de su superación personal y divina sobre la muerte.

Jesús de Nazareth no resucitó para que los líderes religiosos del momento construyeran toda una religión y un nuevo sistema de creencias alrededor del hecho de su resurrección única y divina.

Jesús de Nazareth resucitó para mostrar que la luz y la vida eterna originada y cimentada en El Padre Creador no puede morir nunca.

Resucitó para enseñar, a sus discípulos y a toda la humanidad que desea iluminarse y ascender, como trascender en y hacia la luz divina, el paso «obligado» de la muerte física.

Al resucitar abre para el humano nuevos caminos de iluminación y ascención, y lo hace posible para todos al regalarles sin discriminación el Espíritu de la Verdad, su mayor donación, estableciendo así las bases del «Camino del Padre Eterno».

LA SIMULTANEIDAD DEL ESPIRITU DE LA VERDAD

El Espíritu de la Verdad puede actuar simultáneamente en todo el Universo Local. Siempre está presente y disponible para los hombres y mujeres humanos.

No se fragmenta, no se divide, y ningún humano lo puede poseer dentro de sí. Es una influencia espiritual poderosa, es una presencia en la mente y en el corazón del humano que desee solicitar su presencia en su vida.

Está presente en todo el universo y en cada uno de los cientos de miles de planetas habitados  que existen en el. No disminuye su fuerza ni su luminosidad aunque sea solicitado y recibido por muchos hombres.

La intensidad y nivel de su presencia individual  depende de la capacidad de apertura mental y espiritual de cada humano. Depende del deseo, de la intención y la acción real de cada hombre y mujer que lo solicite.

No depende del sexo, ni de la raza, ni de la cultura. No es el espíritu de un pueblo. Es el espíritu de la verdad para toda la humanidad.

Su presencia en el humano denota madurez espiritual. Este espíritu trabaja en asociación con los siete espíritus ayudantes de la mente de la Madre Divina.

Este espíritu y su poderosa influencia le facilita al hombre vivir toda su vida de manera espiritual integral. A medida que se le recibe y se le incorpora en el día a día humano la luz y la vida divinas se van instalando sobre las personas comprometidas.

El hombre no lo puede sentir ni percibir directamente. No lo puede ver ni visualizar con claridad. Lo percibe a través del ajustador del pensamiento; a través de la «chispa de luz divina» que está en su interior.

Una vez empieza a crecer en el interior de la mente y del corazón humano su fuerza y su presencia se empiezan a irradiar desde adentro de este nuevo hombre y mujer iluminados.

Este regalo espiritual único esta disponible para todos los hombres y mujeres. Es de origen divino. Es asignado por la divinidad. Está disponible en todo momento y lugar.

No se transmite a través de ningún ritual ni ceremonia. No se entrega de humano a humano. Se entrega desde el Centro Espiritual del Cristo Creador.

Su presencia le da al hombre y a la mujer fuerza, confianza, claridad y capacidad para poder iniciarse y caminar en «El Camino del Padre Eterno».

 

La Personalidad: un regalo único de Dios para tí

Dios, el Padre Universal, es Personalidad Divina. Es el origen creacional de toda personalidad espiritual y material. Es el único dador de personalidad. Y te la regala junto con tu vida y tu mente. Eso es lo que te hace único en todo el universo. Pero debes saber que no eres aún espiritual. Solo eres un humano material del tiempo y del espacio. Eres finito y limitado. Pero tienes un potencial de vida eterna. Y debes ganarte ese derecho empezando tu camino espiritual mientras vives en la tierra. Esta, tu primera y única vida sobre la tierra, no será suficiente para hacer el proceso. Pero si te esfuerzas puedes hacer grandes progresos que te abrirán poco a poco las puertas de la eternidad.

No eres un ser espiritual viviendo una experiencia humana. Eres un ser sencillo, elemental, mortal. Eres un humano de origen material, del tiempo y del espacio, amado por Dios, que apenas inicia, si asi lo desearas, su proceso eterno de espiritualización. Que apenas está a la entrada del camino espiritual. Y este proceso no es automático. No es pasivo. No está garantizado por el simple hecho de existir y estar vivo. No puedes pagar por el. No lo puedes obtener asistiendo a un majestuoso templo. Debes ganártelo desde adentro de tu mente y de tu corazón. Y debes demostrarle a Dios con cada acto de tu vida consciente que mereces ser un candidato a este camino de amor, esperanza y entrega en servicio, apoyado siempre en una fé inamovible en el Padre Universal.

EL CAMINO DEL PADRE ETERNO : Taller Experiencial

POR CHRISTA ROSA LIGHT Y ALBERT Z. RUIZ

CONOCE MAS AQUI

Ayudándote a Comprender:

Notas desde el Espíritu Práctico de Vida

Publicación 9

Publicación 90 Comments Nulla porttitor accumsan tincidunt. Vestibulum ac diam sit amet quam vehicula elementum sed sit amet dui. Proin eget tortor risus. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Nulla porttitor accumsan tincidunt. Curabitur arcu erat,...

Publicación 8

Publicación 80 Comments Nulla porttitor accumsan tincidunt. Vestibulum ac diam sit amet quam vehicula elementum sed sit amet dui. Proin eget tortor risus. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Nulla porttitor accumsan tincidunt. Curabitur arcu erat,...

Publicación 7

Publicación 70 Comments Nulla porttitor accumsan tincidunt. Vestibulum ac diam sit amet quam vehicula elementum sed sit amet dui. Proin eget tortor risus. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Nulla porttitor accumsan tincidunt. Curabitur arcu erat,...

Atrévete a empezar ya tu camino de iluminación y ascención

exprésale a dios tu deseo sincero de unirte con tu ser interno y caminar «LOS DOS» como «uno solo» hacia su encuentro

INTERES

DESEO

INTENCION

EXPRESARLO

VOZ INTERIOR

ACTUAR

La Prioridad Espiritual del Humano

Desear de todo corazón conocer a Dios y caminar hacia su encuentro debería ser la máxima prioridad de un ser humano. El Padre Universal y Eterno te ha dado muchos regalos: un cuerpo maravilloso para que te puedas expresar y desenvolver; tu vida que solo Él puede otorgarla; tu personalidad que es una donación directa de Dios; tu ser interno, tu chispa de luz divina, que es una pequeña porción de si mismo que El Padre dona al humano como epresión de amor supremo; tu alma como herramienta de expresión y evolución espiritual en constante renovación; tu libre albedrío como opción para aprender a elegir y responsabilizarte de tus decisiones; tu derecho de ser un hijo humano de Dios; tu gran familia humana para reconocer en los otros a tus hermanos en Dios sobre la tierra; la llave de la estrecha puerta para abrirte a recorrer el Camino del Padre Eterno esta dentro de ti…

Realmente lo has recibido todo de Él. De tu Padre Universal.

INTERES

Dios siempre está interesado en ti. El te espera hasta que tu lo decidas para ir hacia tu encuentro. El Espíritu respeta tus decisiones humanas. Tu eres libre y responsable de lo que decidas.

DESEO

El deseo de encontrarse con Dios es innato en el humano. Nace en tu corazón y en tu mente. El diario vivir humano puede apagar tu deseo divino. Es tu libre decisión dejarlo despertar.

INTENCION

Decidirte a encontrar a Dios es el primer gran paso. Permitir que tu interés y tu deseo crezcan y guíen tus pensamientos y sentimientos en Dios lleva tu intención al siguiente nivel.

EXPRESARLO

Si deseas que Dios te abra sus puertas debes manifestarlo claramente. Debes dirigirte desde adentro hacia Él y hablarle con sinceridad. Debes intuirlo, sentirlo y verbalizarlo claro y fuerte.

VOZ INTERIOR

La porción divina en ti proviene de Dios. Si tu lo deseas, lo expresas y lo permites ella va a convertirse en tu voz interior. tu nivel de consciencia en Dios te ayudará a separarla de la voz de tus egos.

ACTUAR

El Actuar espiritual práctico diario es indispensable. «Caminar hacia El Padre», requiere práctica eterna. Eres dueño de tu libre albedrío y completamente responsable de tus decisiones.

EL CAMINO DEL PADRE ETERNO

 

CONSCIENCIA DE ILUMINACION Y ASCENCION

Taller Experiencial para Transformar tu Vida

LAS SIETE FASES DEL CAMINO

EL CAMINO DEL PADRE ETERNO: Un Taller Experiencial para Transformar tu Vida Humana

Invitación de Christa Rosa Light

A través de milenios ancestrales se han entregado a los humanos muchas claves de luz y vida por parte de la Alta Jerarquía Espiritual Planetaria, y debido a muchos factores inesperados estas se han desgastado, y casi perdido, a través de los siglos. En este presente terrestre se han liberado nuevamente y se están entregando a través de sistemas prácticos dirigidos a los humanos que buscan y trabajan por su iluminación y ascención sincera. «El Camino del Padre Eterno» es parte de un sistema espiritual práctico, que se entrega al hombre y a la mujer que desean adentrarse en la aventura eterna de la iluminación y la ascención guiada por el Espíritu de Dios para la Tierra actual. Hoy se encuentra actualizado y disponible para tí.

EL CAMINO DEL PADRE ETERNO : Taller Experiencial

POR CHRISTA ROSA LIGHT Y ALBERT Z. RUIZ

CONOCE MAS AQUI

Pedid y se os dará. Buscad y hallaréis. Tocad y se os abrirá. Debes morir a tu forma antigua y volver a nacer. Solo así podrás comprender la verdad, la luz y la vida que Yo Soy, y que entrego hoy a tu disposición por Voluntad de Mi Padre Universal y Eterno.

- Jesús de Nazareth

La Verdad os hará libres. Recordad: solo se llega al Padre a través del Hijo. Yo Soy el Camino, la Verdad y la Vida. Voy con mi Padre al Cielo de los Cielos. Pero nunca más volveréis a estar solos. Dejo con vosostros mi Espíritu: El Espíritu de la Verdad. Así seré vuestro guía mientras dure vuestra vida en esta Tierra.

- Jesús de Nazareth

Nuestros Amigos y Colaboradores en el Espíritu Práctico de Vida

  • IDEALES
  • PROGRESOS
  • LOGROS
  • SANACIONES
  • TRANSFORMACIONES
  • CAMBIOS
  • ANIMOS
  • INTERESES
  • ACCIONES
  • SILENCIOS
  • MEDITACIONES
  • ORACIONES
  • APOYOS
  • COLABORACIONES
  • PATROCINIOS
  • ENTUSIASMOS
  • COMUNICACIONES
  • DIFUSIONES
  • AMISTADES
  • HERMANDADES
  • FRATERNIDADES
  • AFIRMACIONES
  • LOGROS
  • EVOLUCIONES

SI DESEAS APOYARNOS AGRADECEMOS TU APORTE

APORTE SOCIAL

APORTE REDES

APORTE TECNICO

APORTE DINERO

APORTE SEDE

OTROS APORTES

MANTENTE EN CONTACTO