El Hombre Divino y La Mujer Divina

 

la base de la familia divina en la tierra

El Padre y la Madre Creadores Divinos son el modelo de perfección, que el ser humano en proceso de espiritualización puede tomar como guías, para lograr desarrollarse en el amor divino como personas, como pareja y como familia.

LOS CREADORES

Los Padres Terrestres

El Hombre

La Mujer

La Familia

la sociedad

EL HIJO CREADOR PARADISIACO

EL ESPIRITU MATERNO ASOCIADO

EL PADRE UNIVERSAL: EL CREADOR DE TODO Y DE TODOS

Para la mente humana es difícil de comprender , y es más difícil aún de entender, la naturaleza del Padre Universal. No existe para la limitada mente humana una manera de visualizar o representar al Padre de todos los Padres. Sin principio ni fin, su omnipotencia y omnipresencia permea toda la creación visible e invisible para los ojos humanos.

Él Es el origen de toda Luz y toda Vida. Él Es el origen del Amor. En El Padre se origina todo lo creado. En Él se origina la Eternidad. Él es la Eternidad. En El Padre se origina el Amor. Él es el Amor. El Padre es el origen de la Verdad, la Bondad y la Belleza.

Él es el Padre-Madre de todos y de todo. Él es el Padre de todos los seres, desde las personalidades divinas más perfectas y completas, hasta las personalidades humanas más sencillas e imperfectas. Él es el origen de la Trinidad Paradisíaca, y es uno con ella: Padre Universal, Hijo Eterno y Espíritu Infinito. Actúan aparentemente de manera independiente, pero siempre son coordinados eternos y unidad universal en todas sus decisiones y acciones divinas.

Ellos son el origen de divinidades creadoras, directoras, coordinadoras, controladoras, potenciadoras y siempre fieles a los designios y a la voluntad del Padre aunque disfrutan por derecho propio del más alto nivel de libre albedrío posible. Los tres miembros de la Trinidad del Paraíso son los Padres-Madres de los Hijos y de las Hijas Creadores Paradisíacos.

El Padre Universal en su amor infinito decide «donarse» a toda su creación a través de una jerarquía excelsa de innumerable seres, espíritus, entidades, agencias e innumerables organizaciones funcionales coordinadas y encargadas de complejas y delicadas tareas a través del Universo de Universos, y através de los universos locales y los modestos sistemas planetarios depositarios de vida evolucionaria material del tiempo y del espacio como la Tierra.

LA TRINIDAD DEL PARAISO: TRIUNIDAD CREADORA INFINITA Y ETERNA

El Padre Universal en su amor infinito de expresión creacional sin límites da origen a su amado Hijo Eterno, y acto seguido proyecta nuevamente su amor y su deseo de expresarse y origina el Espíritu Infinito. Así desde siempre y para siempre, infinito y eterno, se proyecta y se expresa  en su Trinidad Paradisíaca, que se origina y habita en la Isla del Paraíso, en el Paraíso Eterno e Infinito, sin principio ni fin.

La Trinidad Paradisíaca a través de movimientos creadores perfectos da origen a una jerarquía de seres divinos, espirituales y perfectos en cargados de muchas funciones y labores desde el Universo Central, y extendiéndose sin fin a través de los Siete Super-Universos del tiempo y del espacio.

El Padre Universal y el Hijo Eterno dan origen a los Hijos Creadores Paradisíacos los cuales son los Padres Creadores de los Universos locales. Y el Espíritu Infinito da origen a las Hijas Creadoras Asociadas, que son las compañeras espirituales eternas de los Hijos Creadores Paradisíacos.

De esta manera un Hijo Creador Paradisíaco y su Compañera Divina Asociada se convierten en los Padres-Madres creadores de los sistemas de mundos de los cuales hacen parte cientos de miles de planetas habitados como la tierra. Ellos son el origen de la creación física y espiritual de mundos como la tierra incluidos los seres humanos que la habitan.

LOS HIJOS CREADORES PARADISIACOS Y LAS HIJAS DIVINAS ASOCIADAS

La Jerarquía Creadora Espiritual y Perfecta encargada de la creación y del empuje evolutivo de los mundos físicos del tiempo y del espacio, como la tierra, tiene su origen en la Trinidad Paradisíaca.

Los Universos Locales, que contienen cientos de miles de mundos habitados, son unidades funcionales menores dentro de los Super-Universos. La Tierra pertenece al universo local de Nebadón. Y dentro del universo local existen unidades menores que son los Sistemas de Mundos. La Tierra pertenece al Sistema de Satania.

Para cada universo local existe una Pareja Divina Creadora: el Hijo Creador Paradisíaco y el Espíritu Materno Creador Asociado. De esta manera un HIjo Creador Paradisíaco y su Compañera Divina Asociada se convierten en los Padres-Madres creadores de los sistemas de mundos de los cuales hacen parte cientos de miles de planetas habitados como la tierra. Ellos son el origen de la creación física y espiritual de mundos como la Tierra incluidos los seres humanos que la habitan.

La Pareja Creadora Divina es el modelo ideal de desarrollo para la pareja humana. Este modelo se va revelando a través de la comunicación sincera que cada pareja tenga y desarrolle con «sus porciones divinas internas». Este trabajo transformador al interior de la parejas es la base para el logro de familias materiales-espirituales armónicas, y es fundamental para el desarrollo de las «sociedades avanzadas en luz y en vida divinas».

La Pareja Humana y el Patrón Divino

LA PAREJA CREADORA PARADISIACA

Los universos locales son una de las unidades funcionales de un superuniverso. Se «agrupan» y forman conglomerados más grandes: las constelaciones. Se dividen y las unidades funcionales menores forman los sistemas de mundos. Dentro de los sistemas de mundos estan los planetas habitados como la Tierra.

El Hijo Creador Paradisíaco y su Pareja Divina Asociada son los «Padres de los Universos Locales», de los sistemas de mundos  y de los habitantes inferiores de estos mundos evolucionarios: los humanos.

Esta pareja creadora divina actúa siguiendo la voluntad del Padre Universal y aunque disfrutan de libre albedrío total son completamente fieles al Padre Universal.

Esta pareja divina representa el modelo de referencia superior al cual las parejas humanas podrían aspirar, pero no contactan ni se relacionan directamente con los humanos.  No son materiales, son espirituales. Su relación no es de caracter material ni sexual, pero pueden originar y crear seres que se pueden reproducir sexualmente.

Ellos se acercan a estos mundos a través de las cualidades superiores de los Adanes y Evas planetarios, sus hijos espirituales-materiales directos, encargados de elevar los aspectos físicos, genéticos, mentales, intelectuales, emocionales y espirituales de los humanos inferiores del tiempo y del espacio.

El Adán y Eva planetarios son de origen divino, son creados, no son evolucionarios. Son habitantes normales de la capital o centro del universo local respectivo. Cuando vienen a planetas del tiempo y del espacio como la tierran lo hacen con autorización divina y con una misión especial que dura varios siglos.

El Adán y Eva planetarios, hijos materiales divinos, se aman infinitamente. La devoción recíproca a su pareja es eterna, siempre trabajan juntos y de manera coordinada siguiendo el plan y el  diseño divino. Se pueden reproducir sexualmente. Disfrutan del amor físico, energético y espiritual de manera integral, y sobre todo, prodigan lo mejor de sí mismos a todos sus hijos siempre.

LA PAREJA EDENICA

Los Adanes y Evas planetarios son una raza especial: son hijos materiales de origen espiritual. Vienen a los planetas del tiempo y del espacio en un momento preciso de desarrollo, con el fin de ayudar en la aceleración del lento proceso evolutivo de las razas humanas locales. Son elevadores integrales de vida para las razas humanas.

Física, mental, emocional y espiritualmente son excelsamente superiores al humano más avanzado. Son muy altos físicamente en comparación al humano promedio; poseen conocimientos intelectuales, sociales y artísticos muy elevados. Cuando «aparecen» forman un núcleo aislado y se ubican según un diseño similar al de Edentia, la sede central de nuestra constelación, por eso le llaman «El Edén» terreno.

En el Edén se establecen por siglos y dan origen a un grupo numeroso y especial  de hijos elevados, que tienen como misión mezclarse genéticamente con los humanos más avanzados de los diferentes grupos de razas locales terrenas. Al Edén terreno solo se permite el ingreso de los mejores individuos seleccionados de los mejores grupos humanos. Esta selección basada en méritos y guiada por el espíritu es necesaria para poder garantizar un aceleramiento integral y armónico de la raza humana.

Desafortunadamente este plan divino de avance para la tierra se vió frustrado, debido a elecciones incorrectas por el uso egoista del libre albedrío por parte de algunos líderes planetarios, y solo se llevó a cabo parcialmente.

Este lamentable hecho ha retrasado mucho el avance de la humanidad. Sinembargo a través de la revelación los humanos pueden acceder, de forma indirecta pero práctica y guiada por el espíritu, a los modelos adánicos para la tierra.

Así los humanos comprometidos con el espíritu pueden descubrir y cultivar, dentro de ellos y dentro de ellas, las cualidades superiores, que al instalarse de manera vivencial y experiencial, van a ayudar a elevar el nivel evolucionario progresivo del hombre y de la mujer corriente hasta transformarlo en el hombre y en la mujer «divinos para la tierra».

LA PAREJA ESPIRITUAL PARA LA TIERRA

El ser humano es por naturaleza poco espiritual. Es primero instintivo y emocional , y luego un poco racional y lógico. El nivel de espiritualización no se obtiene por evolución automática natural. La espiritualización del humano se obtiene por decisión consciente, por trabajo continuo y progresivo, y por acompañamiento y guía divina.

Las parejas humanas pocas veces se atraen por motivaciones espirituales. Por lo general la atracción inicial es de tipo material, sexual, hormonal e instintiva en la mayoría de los casos. Este mecanismo natural automático lleva al enamoramiento, que es básicamente hormonal e instintivo, aunque en ocasiones se puede matizar y permear con verdadero amor.

El enamoramiento es una herramienta evolutiva diseñada para atraer individuos entre sí, que al expresar físicamente su deseo de copular garantizan la propagación de la especie. Este mecanismo no controlado siempre lleva a la sobrepoblación, y esta lleva a una serie de problemas muy difíciles de manejar.

Cuando una pareja se deja guiar por el espíritu de Dios el eanamoramiento trasciende más allá del romanticismo cultural y sensual. Toda su vida resplandece y se llena de luz. Los dones y regalos del espíritu se manifiestan poco a poco durante su vida. Esta pareja iluminada por el espíritu divino se llena de plenitud armónica en todos los sentidos: material, emocional, sicológico, mental, intelectual, sexual, social, económico y espiritual. Ser una pareja espiritual integral es el desafío mayor al que una pareja sobre la tierra puede aspirar.

Esta pareja humana iluminada puede dar origen a hijos iluminados espiritualmente. De esta manera la luz y la vida divinas sobre la tierra se pueden instalar desde el centro mismo de la familia humana. Una familia humana iluminada por el espíritu de Dios es el núcleo central de la transformación de un planeta corriente como la tierra en un planeta superior de luz y vida.

De esta manera el amor, la verdad, la bondad, la belleza, la armonía, la hermandad y la equidad social se pueden lograr más fácilmente.

LA PAREJA Y LA FAMILIA

Las tribus primitivas no eran conscientes de las diferencias entre los hombres y las mujeres. Se comportaban de manera «animal» y copulaban instintivamente de manera grupal y desorganizada. No sabían la relación existente entre una relación sexual, y el embarazo y la paternidad que normalmente les seguía.

Como la mujer era «más débil» la usaban como una «esclava» y le relegaban el cuidado de los niños. Todo era de carácter grupal o tribal: los hijos, la cacería, la cueva, la «casa» improvisada en los árboles y la copulación. Instintivamente trabajaban para la tribu. La supervivencia de los machos y de las hembras dependía de su pertenencia a la tribu. Y la ley del más fuerte se imponía casi siempre.

La humanidad ha necesitado siglos para lograr que la inteligencia y la sabiduría se conviertan en las herramientas principales para guiar y orientar los grupos familiares y sociales. Y aún no lo ha logrado de manera madura y coherente.

Aún asi la familia, como grupo nuclear, es la semilla para el verdadero desarrollo y evolución consciente de las sociedades, de los países y del mundo. La familia es la base para el desarrollo progresivo espiritual integral de los mundos del tiempo y del espacio.

La pareja hombre-mujer humana es la que mas se acerca al patrón creacional divino, por eso esta unión puede dar como frutos los hijos. Ningún otro tipo de pareja puede dar hijos. La semilla creacional humana dual hombre-mujer es necesaria para la concepción de los hijos. Ningún otro tipo de pareja se acerca a este patrón creacional divino.

Cuando la pareja se abre al amor de Dios toda la vida familiar se permea con su ternura, con su dulzura, con su guía y con su protección. La apertura de la pareja hacia Dios debe hacerse de manera consciente. Los seres de luz interno individuales, del hombre y de la mujer, empiezan un trabajo en equipo desde adentro de la mente y del corazón de cada miembro de la pareja logrando su transformación en luz y en vida divinas. Una pareja transformada trasciende paso a paso el tiempo y el espacio y las limitaciones terrestres, y abre el camino de transformación para los nuevos miembros de la familia: los hijos.

 

LOS PATRONES FEMENINOS Y MASCULINOS

El diseño de este plano terrestre es en cierta forma dual. La naturaleza masculina y femenina no escapa a este diseño. Las combinaciones genéticas de este tipo pueden dar origen a un número casi ilimitado de posibilidades que hacen que la especie humana sea rica y diversa. Esto no es azar, no es cosa del destino, es un diseño espiritual evolutivo intencional. La individualidad dentro de la diversidad es esencial para el crecimiento innovador y creativo de los pueblos humanos. A pesar de los millones de mezclas el patrón femenino y masculino se diferencia por su diseño característico y propio. Es verdad que las costumbres, la cultura, los traumas socio-familiares y sicológicos, el libre albedrío y las «desviaciones intencionales»  de los patrones básicos pueden causar confusiones, pero el prototipo básico espiritual es el mismo: el femenino y el masculino. Es bueno recordar que la evolución natural crea sus «propias estrategias» para controlar la reproducción y evitar la sobrepoblación, y de esa manera empezar a garantizar la sostenibilidad de los patrones originales. Dios no crea desviaciones de los patrones espirituales que ya han demostrado ser bastante eficientes en miles de millones de mundos. Aunque, si bien es cierto que durante el largo caminar espiritual en «el Camino del Padre Eterno» se conservan ciertos rasgos «masculinos y femeninos»,  la «sexualidad» como la conoce el humano actual no es un atributo ni una característica discernible ni importante en las etapas posteriores a la vida humana.

LA PAREJA Y LA PROSPERIDAD

De los tipos de asociaciones existentes sobre la tierra la unión hombre-mujer es la más productiva en todos los aspectos. Portador de la semilla reproductiva, el complejo hombre-mujer, es el que más acerca al esquema creador de los padres del universo local. Un hombre y una mujer en coordinación y trabajo armónico tienen la capacidad intrínseca de generar más ideas creativas y productivas que como individuos separados. La familia armónica es el componente nuclear funcional más productivo de una sociedad. Las familias separadas y distanciadas entre ellas pierden ese poder intrínseco de prosperidad que por diseño espirital se les entrega.

Una casa dividida no tiene mucho poder para prosperar. Una casa que trabaja unida puede generar prosperidad armónica integral para todos sus miembros sin hacer demasiado esfuerzo.

Establecer objetivos comunes en pareja y seguir ideales que interesen a ambos lleva al hombre y a la mujer humanas a lograr niveles de desarrollo armónico muy altos.

Cuando la pareja acuerda trabajar el uno por el otro sinceramente, sus potenciales de realización y de logro se multiplican exponencialmente.

La prosperidad material es mucho mayor cuando las motivaciones internas al interior de la pareja se convierten en el motor impulsor de sus vidas.

Y si estas motivaciones son mediadas y guiadas por Dios la posibilidad de lograr una integración físico-espiritual se acrecientan enormemente.

EL LIBRE ALBEDRIO Y LA SELECCION DE PAREJA

Existen muchos factores que pueden causar atracción entre un hombre y una mujer. La manera como las parejas humanas se eligen entre sí ha tenido muchos cambios a través de los siglos. La cultura, la economía, la política, la religión, las costumbres socio-familiares, las creencias, los tabúes y las conveniencias entre grupos, han dictado por mucho tiempo la manera como las parejas se eligen y se acoplan.

El hombre y la mujer parecen comportarse de manera «un poco loca» cuando eligen sus parejas. Las mejores combinaciones genéticas producen los mejores individuos y esto garantiza la generación de grupos más capaces, fuertes, inteligentes y espirituales. Y de esta manera las sociedades pueden avanzar y progresar de una manera mas consistente.

Este no es el caso para la mayoría de las razas humanas actuales. Las mezclas sin control y sin verdadera consciencia dan como resultado grupos a veces demasiado heterogéneos como para llegar a acuerdos importantes que les permitan evolucionar con estándares altos de armonía integral.

El plan evolutivo divino, cuando es adoptado por la pareja que se deja guiar por el espíritu de Dios, hace que la pareja determine cuando y cuantos hijos procrear, sin dejar al azar esta trascendente decisión.

Las familias con inteligencia espiritual dan por lo general hijos con inteligencia espiritual alta que son altamente discriminativos en el momento de seleccionar sus futuras parejas.

LA PAREJA Y LA AUTOGRATIFICACION

La autogratificación es la capacidad para generarse placer. Una dosis adecuada y sana de placer es necesaria para el equilibrio físico, emocional y mental de hombres y mujeres.

Existen diversas formas de autogratificación. El alimento, el vestido, la diversión, las relaciones sociales, las festividades, las vacaciones, el humor, el merecido descanso y el gozo sexual son algunas de ellas. Y esto es también parte del diseño espiritual para el hombre y la mujer terrestre.

El exceso de autogratificación genera desequilibrio y pérdida de la armonía, y tiene siempre efectos negativos en el desarrollo de las personas, de las familias  y de las sociedades.

La actividad sexual sana entre las parejas les permite expresarse, demostrar su amor, su afecto, su comprensión, su unidad y es un antídoto contra la monotonía y la infidelidad. Y también requiere respeto, libertad y altruismo.

Se debe compartir sin restringirse egoístamente las posibilidades de disfrutar de este hermoso aspecto de la vida humana. Igualmente se debe responsabilizar la pareja del embarazo sea este planeado o no.

La concepción de los hijos como frutos principales del placer sensual sin consciencia, va llenando el planeta de seres humanos  muchas veces desconectados de los propósitos superiores del espíritu divino y complica el establecimiento de relaciones familiares y sociales realmente progresivas y armónicas. Y de esta manera se retrasa el establecimiento de la luz y la vida para el planeta.

El Padre Dios te da el poder para sanar tu pasado, cambiar tu presente y transformar tu futuro

«En tus manos está, en tu libre albedrío reposa la elección de tu poder transformador»

CHRISTA ROSA LIGHT

La actualidad humana es el resultado de cientos de siglos de desarrollo evolutivo automático y un poco de desarrollo espiritual consciente. La humanidad ha recibido los regalos más bellos del Espíritu de Dios, pero también golpes muy duros de la rebelión luciferina, que ocurrió muchos siglos atrás. Esta rebelión se originó fuera del planeta a un nivel jerárquico superior. El ego espiritual consumió a un gran coordinador divino quién creyó que los atributos que el Padre le había concedido, sumados al alto nivel de libre albedrío del que disfrutaba, le iban a ser suficientes para desafiarlo y separarse así de su fuente original.

Jesús de Nazareth, como Padre Creador Paradisíaco, confinó definitivamente a lucifer, a satán, a caligastia y a todo su séquito oscuro, y abrió nuevamente para la tierra la posibilidad de la intercomunicación espiritual avanzada. El enseñó los principios de la espiritualización armónica integral pero sus seguidores crearon una religión sobre él, la dogmatizaron y la llenaron de rituales y sacramentos que él nunca enseñó y que poco tienen que ver con sus mensajes, ni con su ejemplo de vida.

La pareja edénica, el Adán y Eva planetarios, son los modelos más próximos de perfección material-espiritual para el humano, pero su herencia se ha ido desgastando por efectos del tiempo, de la genética, y sobre todo por la historia desfavorable que ocurrió durante su tiempo de estadía en la tierra.

Pero la revelación espiritual proveniente de los Padres-Madres divinos para la tierra puede ayudar enormemente a la restauración de estos códigos de luz, y conducir poco a poco las voluntades y las vidas de los humanos que por su libre albedrío lo decidan, a una vida plena de luz, amor, paz, prosperidad y felicidad.

«EL CAMINO DEL PADRE ETERNO»

Taller Experiencial

El Hombre Divino:

 

VIVIENDO EL MODELO DEL PADRE CREADOR

EL HOMBRE ESPIRITUAL

EL HOMBRE MATERIAL

EL HOMBRE PADRE

El Padre Divino: el Guía del Hombre sobre la Tierra

Los patrones divinos para el comportamiento humano son mejor comprendidos cuando miramos el ejemplo de la vida de Jesús y sus enseñanzas.

El recordó el amor que inspira los mejores comportamientos y sentimientos humanos: el amor del Padre Creador.

Un Padre Humano, es un Hombre Material con potencial de Hombre Espiritual si esguiado por el Espíritu de Dios.

Un Padre Humano-Espiritual solicita la guía y la presencia del Espíritu de la Verdad,  la ayuda de los espíritus de la mente de la Madre Divina, y se conecta con su «chispa de Dios interna» antes de lanzarse a vivir su vida corriente.

Un Padre así va a dar lo mejor de su vida a sus hijos. Los va a conectar con Dios y se va a conectar con ellos en el nivel más alto que un padre podría lograrlo con sus hijos: en el amor del Espíritu de Dios.

Un Padre así va a saber escoger y aceptar una compañera que comparta con él ideas e ideales superiores de realización integral para la vida de pareja y de familia humana.

Un padre y un esposo humano-espiritual sabe escuchar su guía interior de manera sabia y responsable, y es capaz de construir los cimientos de una familia progresiva y avanzada capaz de iniciar los cambios más importantes que la sociedad y el planeta puedan llegar a necesitar.

Un padre asi es un padre que atrae la luz y la vida divinas para si mismo, para su compañera, para su familia y para su sociedad.

LOS CODIGOS DIVINOS PARA LA VIDA HUMANA DEL HOMBRE DEBEN SER SOLICITADOS  AL PADRE DIVINO. SE DEBEN MERECER. SE DEBE TRABAJAR CON AMOR SINCERO PARA RECIBIRLOS. Y AL PRACTICARLOS SE CONVIERTEN EN UN EJEMPLO DE VIDA.

El padre humano guiado por el Espíritu de Dios va a educar a sus hijos en el verdadero sentido del Espíritu Divino, en el amor paternal y filial que va a mantener su familia unida por lazos de amor, amistad y apoyo incondicional.

El Padre Divino va a acompañar este padre humano y le va a ayudar a lograr sus más altos objetivos espirituales y materiales durante su estadía sobre la tierra.

Un padre guiado por el Espíritu Divino va a aprender a dominar todos sus instintos y a poner estas energías al servicio exclusivo del desarrollo armónico de su compañera, de su familia y de si mismo.

Un padre humano que sigue el patrón divino vive y da ejemplo en el amor, en el perdón, en la compasión, en el altruismo, en la ternura, en la responsabilidad, en el avance y en el progreso de su sociedad, de su familia, de su compañera y de si mismo.

Un padre humano-espiritual, un hombre con caracter divino, es capaz de un alto nivel de conciencia, discernimiento y sabiduría frente a las situaciones y desafíos que le plantea la vida familiar y social momento a momento.

Los padres divinos-humanos se forman primero como hijos divinos-humanos. Cuando este proceso no se puede dar dentro de su familia ancestral le toca al hombre hacer un esfuerzo mayor, solicitar a Dios su ayuda y adquirir niveles de conciencia y discernimiento que le permitan acceder a los códigos de comportamiento divino para su vida particular y familiar.

«Porque no heredarán ni serán castigados los hijos por los pecados de sus padres». «Pero el uso irresponsable del libre albedrío paternal tiene consecuencias nefastas para el padre, su familia y la sociedad» «Y solo la guía divina puede sanar la falta de luz divina en un ser humano»

La Mujer Divina:

 

VIVIENDO EL MODELO DE LA MADRE CREADORA

LA MUJER ESPIRITUAL

LA MUJER MATERIAL

LA MUJER MADRE

La Madre Divina: la Guía de la mujer sobre la Tierra

La Madre Divina esta presta a escuchar siempre a sus hijas terrestres. La Madre Divina es una colaboradora incondicional para la mujer sincera y comprometida con el Espíritu de Dios.

La mujer humana que aspira seguir el modelo divino debe primero solicitar la ayuda y el acompañamiento espiritual de los espíritus ayudantes de la mente de la Madre Divina, del espíritu de la verdad del Padre Divino y de su guía de luz interno puesto por Dios, antes de lanzarse a vivir sus días corrientes.

Una mujer que se deja guiar por el espiritu de Dios  encuentra un compañero espiritual con el cual se puede plantear y lograr retos personales, de pareja y familiares que superan los objetivos y metas corrientes de una pareja que no conoce a Dios.

Una mujer comprometida con el Espíritu Divino atrae para si, para su pareja y para su familia una ayuda y una guía permanente de luz y vida que de ninguna otra forma se puede lograr.

Una familia conformada por una mujer que aspira y solicita a la divinidad los códigos divinos de vida humana, debe estar completamente comprometida con el Espíritu de Dios, y va a lograr que todos sus hijos comprendan el verdadero sentido del amor maternal, paternal, filial y divino.

Una mujer que comprende y vive los códigos divinos tiene la posibilidad de experimentar un amor de pareja pleno, integral y armónico más allá de lo que sus mejores capacidades humanas se lo puedan permitir.

Una madre asi es una madre que atrae la luz y la vida divinas para si misma, para su compañero, para su familia y para su sociedad.

LOS CODIGOS DIVINOS PARA LA VIDA HUMANA DE LA MUJER DEBEN SER SOLICITADOS  A LA MADRE DIVINA. SE DEBEN MERECER. SE DEBE TRABAJAR CON AMOR SINCERO PARA RECIBIRLOS. Y AL PRACTICARLOS SE CONVIERTEN EN UN EJEMPLO DE VIDA.

Los códigos divinos para la mujer le permiten sentir y comprender aspectos de la vida que antes no podía entender ni asimilar con claridad.

Su corazón va a abrirse a nuevos sentimientos de amor y la maternidad se va a convertir en una nueva expriencia avanzada de luz y de vida inspirada por el Espíritu de Dios.

Una mujer, una madre que vive y comprende los códigos divinos va a enseñar a vivir a sus hijos en el amor, en el perdón, en la compasión y en el altruismo sinceros.

Cuando una madre aprende a vivir en el amor divino sus instintos humanos entran en un nuevo código de comportamiento y puede aprender nuevos niveles de entendimiento y comunicación con su hombre humano-epiritual, y con sus hijos concebidos en luz y vida divinas.

Una pareja humana-espiritual que se deja guiar por los códigos divinos construye relaciones duraderas, estables, felices y armónicas más allá de lo que cualquier sistema sicológico o de comportamiento social podría llegar a lograr.

Una pareja construida en el amor del Padre y de la Madre Divina se convierte en una pareja casi indisoluble y no necesita de ningún sacramento ni autorización externa para vivir plenamente su vida humana y divina sobre la tierra.

Una mujer humana de comportamiento divino se forma al interior de una pareja que se deja guiar integralmente por el Espíritu de Dios durante toda su vida. Cuando esto no ha ocurrido le corresponde a la mujer trabajar intensamente de la mano del espíritu de Dios para lograr decodificar los códigos divinos que le permitan vivir su vida de manera más armónica y feliz.

«Porque no heredarán ni serán castigados los hijos por los pecados de sus madres». «Pero el uso irresponsable del libre albedrío maternal tiene consecuencias nefastas para la madre, su familia y la sociedad» «Y solo la guía divina puede sanar la falta de luz divina en un ser humano»

La Familia Divina:

 

CO-CREANDO LA LUZ Y LA VIDA PARA LA SOCIEDAD HUMANA

LA FAMILIA ESPIRITUAL

LA FAMILIA MATERIAL

LA FAMILIA ILUMINADA

La Familia Humana: un Núcleo de Luz Divina

El objetivo divino para la Tierra es que se establezca completamente como un planeta en luz y vida divinas.

Un planeta establecido en luz vida divinas es un planeta iluminado y ascendido. Es un planeta armónico. Es un planeta donde el autogobierno individual espiritual reemplaza los sistemas de gobierno humanos. Para que esto ocurra sus habitantes deben haberse establecido completamente en la luz y en la vida divinas.

Un hombre y una mujer se establecen en luz y en vida divinas si al interior de sus familias de origen la luz y la vida divinas se han establecido siempre.

El ser humano individual se origina en el seno de una familia. Corresponde a los padres de la familia buscar y acceder a los códigos divinos para poder lograr que todos sus miembros se establezcan en la luz y en la vida divinas.

Una familia así se convierte en un núcleo de luz divina viviente para la sociedad y para el planeta. Ningún sistema de sanación actual humano tiene el poder para transformar las personas y las familias y establecerlas en luz y vida divina.

Solo el acceso a los códigos de luz y vida divinas para el hombre, para la mujer, para la pareja y para la familia lo pueden lograr.

Y solo el Padre Divino y la Madre Divina son los portadores y los transmisores de estos códigos de luz. Se reciben desde adentro. Es un proceso continuo, guiado, ganado y merecido por el trabajo y el compromiso espiritual. Debe ser solicitado por el humano directamente y es concedido por el Espírtu Divino. Ningún humano lo puede conceder.

Por eso la revelación espiritual proveniente de los Padres-Madres divinos para la tierra puede ayudar enormemente a la restauración de estos códigos de luz, y conducir poco a poco las voluntades y las vidas de los humanos que por su libre albedrío lo decidan, a una vida plena de luz, amor, paz, prosperidad y felicidad.

Solo a través del «Camino del Padre Eterno» se puede tener el acceso a estos códigos de luz y vida para el hombre, para la mujer, para la pareja, para la familia y para la sociedad.

LOS CODIGOS DIVINOS PARA LA VIDA HUMANA DE LA FAMILIA DEBEN SER SOLICITADOS  AL PADRE Y A LA MADRE DIVINOS. DEBEN SER SOLICITADOS POR AMBOS PADRES, O AL MENOS POR UNO DE ELLOS. SE DEBEN MERECER. SE DEBE TRABAJAR CON AMOR SINCERO PARA RECIBIRLOS. Y AL PRACTICARLOS SE CONVIERTEN EN UN EJEMPLO DE VIDA PARA LA SOCIEDAD.

La Gran Familia de Dios es Universal. Su familia primera está conformada por la Trinidad Paradisíaca Eterna e Infinita, Única e Indivisible. Es el modelo divino por excelencia para la familia humana. Pero está demasiado lejos del alcance práctico del hombre y de la mujer terrestres.

El Padre Universal conoce esto y por eso ha diseñado, desde siempre, todo un sistema para que los humanos del tiempo y del espacio puedan acceder a los códigos de luz divina familiar para la tierra.

Al crear su eterna e infinta jerarquía de luz y vida divinas, el Padre ha creado un sin número de seres espirituales que paso a paso van a guiar a la familia humana a su máximo esplendor y desarrollo posible.

El Padre ha diseñado «El Camino del Padre Eterno» y lo ha puesto al servicio del hombre a través del ministerio de Jesús de Nazareth, a través de su Hijo Creador Paradisíaco.

En un mundo de origen dual como el terrestre existen y ocurren cosas que la divinidad conoce y comprende profundamente, pero que muchas veces son imcomprensibles para el hombre y la mujer humanos.

Los hombres humanos primitivos no solían agruparse en familias. Los hombres, las mujeres y los hijos se agrupaban por la necesidad de la supervivencia. Eran «todo un grupo». Representaban el primer ejemplo de «socialismo mundial» que es un esquema bastante primitivo. No existían lazos de amor conscientes. No sabían ni tenían consciencia del amor, de la ternura, de la compasión, ni mucho menos sobre Dios. No tenían claras las diferencias y las semejanzas entre los hombres y las mujeres. No sabían sobre la riqueza de la individualidad ni sobre lo valioso de la convivencia armónica.

Dios puso en el sistema universal, para el servicio específico de los planetas habitados por humanos, a los Príncipes Planetarios, y luego al Adán y Evas planetarios para empezar a crear paso a paso sobre la tierra el patrón de familia humana-divina. Un patrón sagrado que no se pudo establecer debido al doble fracaso de ambas misiones espirituales para este planeta del tiempo y del espacio.

La semilla espiritual débil que se logró sembrar en esas épocas casi prehistóricas es revitalizada por la llegada al planeta de Jesús de Nazareth, del Hijo Creador Paradisíaco de este Universo Local y de este planeta tierra.

Con su presencia permanente a través del Espíritu de la Verdad y através del»Camino del Padre Eterno» se abre para la tierra la esperanza del desarrollo de un patrón de vida familiar humano-divina que permita a los miembros familiares desarrollarse en la luz y la vida divinas, iluminarse y ascender, mientras caminan sobre la tierra.

 

EL CAMINO DEL PADRE ETERNO

 

CONSCIENCIA DE ILUMINACION Y ASCENCION

Taller Experiencial para Transformar tu Vida

LAS SIETE FASES DEL CAMINO

EL CAMINO DEL PADRE ETERNO: Un Taller Experiencial para Transformar tu Vida Humana

Invitación de Christa Rosa Light

A través de milenios ancestrales se han entregado a los humanos muchas claves de luz y vida por parte de la Alta Jerarquía Espiritual Planetaria, y debido a muchos factores inesperados estas se han desgastado, y casi perdido, a través de los siglos. En este presente terrestre se han liberado nuevamente y se están entregando a través de sistemas prácticos dirigidos a los humanos que buscan y trabajan por su iluminación y ascención sincera. «El Camino del Padre Eterno» es parte de un sistema espiritual práctico, que se entrega al hombre y a la mujer que desean adentrarse en la aventura eterna de la iluminación y la ascención guiada por el Espíritu de Dios para la Tierra actual. Hoy se encuentra actualizado y disponible para tí.

EL CAMINO DEL PADRE ETERNO : Taller Experiencial

POR CHRISTA ROSA LIGHT Y ALBERT Z. RUIZ

CONOCE MAS AQUI

Pedid y se os dará. Buscad y hallaréis. Tocad y se os abrirá. Debes morir a tu forma antigua y volver a nacer. Solo así podrás comprender la verdad, la luz y la vida que Yo Soy, y que entrego hoy a tu disposición por Voluntad de Mi Padre Universal y Eterno.

- Jesús de Nazareth

Revelaciones desde el Espíritu Divino

Publicación 9

Publicación 90 Comments Nulla porttitor accumsan tincidunt. Vestibulum ac diam sit amet quam vehicula elementum sed sit amet dui. Proin eget tortor risus. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Nulla porttitor accumsan tincidunt. Curabitur arcu erat,...

Publicación 8

Publicación 80 Comments Nulla porttitor accumsan tincidunt. Vestibulum ac diam sit amet quam vehicula elementum sed sit amet dui. Proin eget tortor risus. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Nulla porttitor accumsan tincidunt. Curabitur arcu erat,...

Publicación 7

Publicación 70 Comments Nulla porttitor accumsan tincidunt. Vestibulum ac diam sit amet quam vehicula elementum sed sit amet dui. Proin eget tortor risus. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Nulla porttitor accumsan tincidunt. Curabitur arcu erat,...

Atrévete a empezar ya tu camino de iluminación y ascención

exprésale a dios tu deseo sincero de unirte con tu ser interno y caminar «LOS DOS» como «uno solo» hacia su encuentro

INTERES

DESEO

INTENCION

EXPRESARLO

VOZ INTERIOR

ACTUAR

La Prioridad Espiritual del Humano

Desear de todo corazón conocer a Dios y caminar hacia su encuentro debería ser la máxima prioridad de un ser humano. El Padre Universal y Eterno te ha dado muchos regalos: un cuerpo maravilloso para que te puedas expresar y desenvolver; tu vida que solo Él puede otorgarla; tu personalidad que es una donación directa de Dios; tu ser interno, tu chispa de luz divina, que es una pequeña porción de si mismo que El Padre dona al humano como epresión de amor supremo; tu alma como herramienta de expresión y evolución espiritual en constante renovación; tu libre albedrío como opción para aprender a elegir y responsabilizarte de tus decisiones; tu derecho de ser un hijo humano de Dios; tu gran familia humana para reconocer en los otros a tus hermanos en Dios sobre la tierra; la llave de la estrecha puerta para abrirte a recorrer el Camino del Padre Eterno esta dentro de ti…

Realmente lo has recibido todo de Él. De tu Padre Universal.

INTERES

Dios siempre está interesado en ti. El te espera hasta que tu lo decidas para ir hacia tu encuentro. El Espíritu respeta tus decisiones humanas. Tu eres libre y responsable de lo que decidas.

DESEO

El deseo de encontrarse con Dios es innato en el humano. Nace en tu corazón y en tu mente. El diario vivir humano puede apagar tu deseo divino. Es tu libre decisión dejarlo despertar.

INTENCION

Decidirte a encontrar a Dios es el primer gran paso. Permitir que tu interés y tu deseo crezcan y guíen tus pensamientos y sentimientos en Dios lleva tu intención al siguiente nivel.

EXPRESARLO

Si deseas que Dios te abra sus puertas debes manifestarlo claramente. Debes dirigirte desde adentro hacia Él y hablarle con sinceridad. Debes intuirlo, sentirlo y verbalizarlo claro y fuerte.

VOZ INTERIOR

La porción divina en ti proviene de Dios. Si tu lo deseas, lo expresas y lo permites ella va a convertirse en tu voz interior. tu nivel de consciencia en Dios te ayudará a separarla de la voz de tus egos.

ACTUAR

El Actuar espiritual práctico diario es indispensable. «Caminar hacia El Padre», requiere práctica eterna. Eres dueño de tu libre albedrío y completamente responsable de tus decisiones.

La Verdad os hará libres. Recordad: solo se llega al Padre a través del Hijo. Yo Soy el Camino, la Verdad y la Vida. Voy con mi Padre al Cielo de los Cielos. Pero nunca más volveréis a estar solos. Dejo con vosostros mi Espíritu: El Espíritu de la Verdad. Así seré vuestro guía mientras dure vuestra vida en esta Tierra.

- Jesús de Nazareth

Nuestros Amigos y Colaboradores en el Espíritu Práctico de Vida

  • IDEALES
  • PROGRESOS
  • LOGROS
  • SANACIONES
  • TRANSFORMACIONES
  • CAMBIOS
  • ANIMOS
  • INTERESES
  • ACCIONES
  • SILENCIOS
  • MEDITACIONES
  • ORACIONES
  • APOYOS
  • COLABORACIONES
  • PATROCINIOS
  • ENTUSIASMOS
  • COMUNICACIONES
  • DIFUSIONES
  • AMISTADES
  • HERMANDADES
  • FRATERNIDADES
  • AFIRMACIONES
  • LOGROS
  • EVOLUCIONES

SI DESEAS APOYARNOS AGRADECEMOS TU APORTE

APORTE SOCIAL

APORTE REDES

APORTE TECNICO

APORTE DINERO

APORTE SEDE

OTROS APORTES

MANTENTE EN CONTACTO